🥇 Blefaroplastia: ¿Qué es, Cómo es la Operación y Cómo es su Recuperación?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Te ha pasado que al mirarte al espejo y observar tu rostro, quieres detener el tiempo. Luego comienzas a observar cada detalle de tu cara, como las líneas de expresión que aparecieron en tus labios, alrededor de tus ojos o en el cuello. De repente, te concentras en tus ojos y observas que han cambiado, tus párpados no son tan firmes como antes.

En qué consiste la blefaroplastia

Hoy esa realidad puede cambiar gracias a las bondades que la ciencia nos trae día a día para rejuvenecer la puerta del alma, los ojos. Por esta razón, hoy te hablamos de la Blefaroplastia o Cirugía de Párpados.



¿Qué es la Blefaroplastia o Cirugía de Párpados?

Es una cirugía estética que ayuda a mejorar el aspecto del área de los ojos, dándole una apariencia más joven y una visión más amplia.

El procedimiento quirúrgico es muy sencillo, consiste en la eliminación de las bolsas de grasa acumuladas en los párpados, bien sea los superiores o inferiores, dándole mayor brillo y juventud a tu mirada.

La cirugía de cada párpado tiene un protocolo médico a seguir. Por ejemplo, en el párpado inferior no solo se removerá las bolsas de grasa, sino que en algunos pacientes se pueden presentar alteraciones o patologías oculares. Así lo explica el especialista Carlos Martín Oviedo.




 

Proceso de Recuperación

El post operatorio de la Blefaroplastia va a variar, según donde se haya realizado la cirugía, bien sea en párpado superior o en el inferior.

Cuando la intervención se realiza en el área superior del ojo, generalmente la recuperación será alrededor de 7 días, pudiendo quedar un rastro de hematomas que se corrigen fácilmente con un poco de maquillaje hasta que desaparezca.

En definitiva, para que tengas unos resultados óptimos debes seguir cada una de las recomendaciones de tu médico especialista; debido a que cada caso es único, la zona intervenida es distinta y el proceso de cicatrización también.



► Beneficios de la blefaroplastia

La Blefaroplastia, va más allá de una cirugía estética, entre los beneficios que este tipo de intervención ofrece encontramos:



  • Permite disminuir la sensación de pesadez en los ojos.
  • Ayuda a aumentar el rango de visibilidad.
  • Puede resolver problemas cosméticos, sobre todo por la caída del párpado superior el cual puede incomodar a la paciente, al evitar lucir un hermoso maquillaje en los ojos.

Otro de los beneficios de la Cirugía de Párpados, es que al tener un post operatorio exitoso, las probabilidades de cicatrices son nulas; por consiguiente no sólo obtendrás un rostro radiante y una mejor visión, sino que nadie notará que fueron eliminadas esas molestas bolsas de grasa y pudiendo lucir una cara hermosa y sin marcas.

QUÉ ES LA BLEFAROPLASTIA

Qué es necesario para hacer una blefaroplastia

Es importante resaltar que antes de la operación, se realiza un reconocimiento minucioso del paciente, puesto que no todos los casos son iguales, las necesidades según la edad no son las mismas. Es decir, la blefaroplastia, no solamente se realiza en pacientes en edades entre 40 y 60 años, sino también en hombres y mujeres a partir de los 18 años según sea su caso.

Por consiguiente, no todos los casos son iguales y la cirugía es considerada por cirujanos plásticos y oftalmólogos.

Blefaroplastia: cómo es la operación




La blefaroplastia es una intervención en la que se busca eliminar el exceso de piel y grasa que se desarrolla en los párpados, tanto superiores como inferiores, dando una imagen fresca y joven al paciente.

Como es la operación

La operación o cirugía de párpados es un procedimiento ambulatorio pudiendo hacerse en el consultorio de tu especialista de confianza.

Aquí te presentamos algunos de los pasos más importantes al momento de hacer el procedimiento:




  • Al paciente le colocan relajantes y tranquilizantes para evitar accidentes durante la operación.
  • Seguidamente se le administra anestesia local justo en la zona donde se va a quitar la piel estirada y arrugada, esto con el objetivo de que no haya el más mínimo dolor, pero sin dormir totalmente al paciente.
  • Una vez dormida la zona, el especialista se dispone a quitar la piel estirada y arrugada haciendo incisiones precisas.
  • Para terminar, el especialista cose las incisiones con suturas.

Razones por las que las personas se operan

Existen diferentes opiniones sobre la blefaroplastia y muchos piensan que solo es un procedimiento estético pero la verdad es que esta operación se efectúa cuando la piel caída de los párpados interfiere con la visión del paciente. Recuerda que lo ideal es que antes de optar por esta u otra cirugía que involucre tu órgano visual visites a tu médico oftalmólogo de confianza.

Por otro lado, esta operación sirve para mejorar la apariencia de los pacientes, y por lo general la persona aprovecha para hacer otros retoques al rostro como estiramiento facial o levantamiento de cejas.

Riesgos 

Al utilizar anestesia local, existen algunos riesgos:

  • Que el paciente presente alguna reacción a los medicamentos
  • Que durante o después de la operación haya sangrado o coágulos de sangre
  • Si el paciente no sigue las recomendaciones del especialista puede haber infección
  • Que al haber mala praxis médica haya perdida de la visión o quede algún daño en el ojo
  • Que, debido a la hinchazón posterior a la operación, haya alguna dificultad para cerrar los ojos
  • En algunos casos el paciente puede experimentar visión borrosa
  • En pocas ocasiones existe resequedad en el globo ocular
  • Algunos pacientes presentan una lenta cicatrización

Quienes no deben practicarse una blefaroplastia:

  • Personas que sufran de diabetes
  • Personas que sufran de resequedad en el globo ocular o tengas problemas con su lagrimal
  • Personas que padezcan de enfermedades cardíacas
  • Pacientes con presión arterial alta
  • Pacientes con enfermedad de la tiroides

Observaciones finales




Al ser una operación que se hace de forma ambulatoria el paciente por lo general vuelve a su casa el mismo día, lo ideal es que asista a la intervención acompañado por otro adulto debido a que los ojos del paciente quedan vendados por algunas horas.

Es importante que tenga presente que después de la operación puede sentir dolor moderado y tensión ocular, esto debido a que la amustia va desapareciendo, es por esta razón que el especialista recetará cremas desinflamatorias y analgésicos que deben ser aplicados según el nivel de dolor y molestia que el paciente siente, todos estos síntomas son temporales y ya en el transcurso de la primera semana no se notarán.

Contraindicaciones sobre la Blefaroplastia

Contraindicaciones sobre la Blefaroplastia

Todas las intervenciones quirúrgicas incluyen riesgos, pues se trata de someterse a factores como la anestesia, la aparición de hematomas, formación de coágulos, contraer alguna infección, etc., pero en el caso de la blefaroplastia, las complicaciones pueden ser de otro tipo.

Muchos pacientes evalúan en primera instancia los riesgos o contraindicaciones, antes de decidir someterse a un tratamiento quirúrgico para los párpados.

La blefaroplastia sigue siendo, hasta ahora, una de las intervenciones quirúrgicas de menor índice de complicaciones en materia de cirugía, y la que, probablemente, otorgue mayor satisfacción a los pacientes.

Vamos a conocer qué riesgo podemos correr en una intervención de párpados.

¿Es la blefaroplastia una cirugía de alto riesgo?




Esta es una intervención que tiene sus riesgos, pero no se trata de altos riesgos, especialmente si se realiza una buena historia clínica, considerando herencia, condiciones generales de salud como tensión alta, calidad de coagulación, tipo de alergias que sufre el paciente, edad y una evaluación general de su condición física.

Uno de los riesgos más comunes, sobre todo inferior, es que el borde del párpado (área de las pestañas) quede templado, muy estirado o separado del ojo, lo que no se verá natural y causará dificultades de movilidad del músculo.

El síndrome de ojo seco

Otros inconvenientes, producto de esta cirugía son el síndrome de ojo seco, producido por el estiramiento del párpado, además de la caída de las cejas, la aparición de edemas, una pigmentación diferente, o moldear demasiado el ojo de tal manera que quede muy redondeado.

Todas esas contraindicaciones sobre la blefaroplastia se pueden evitar si se lleva a cabo una intervención quirúrgica de calidad, lo cual pasa por estar en manos de un especialista reconocido.

¿Quién no puede someterse a una blefaroplastia?

Algunos pacientes no pueden ser intervenidos de los párpados, por cuanto corren más riesgos que otros, como por ejemplo:

  • Personas diabéticas, debido a los problemas que puede presentar para la cicatrización de las incisiones.
  • Personas con obesidad mórbida, pues se requiere de anestesia y una sedación suave que podría traer complicaciones; además de que también puede tener problemas para la cicatrización, alto riesgo de aparición de coágulos o contraer una infección.
  • Pacientes menores de 25 años, pues el proceso de envejecimiento se puede acelerar en la zona de los ojos a partir del estiramiento de la piel.
  • Otros pacientes considerados de alto riesgo son aquellos que tienen problemas de la vista, como desprendimiento de la retina o que sufren de glaucoma. Para estos casos se presentan contraindicaciones de la blefaroplastia, y deben someterse a un examen oftalmológico completo.

Otros riesgos asociados a la blefaroplastia




Un resultado frecuente en este tipo de cirugía es el síndrome de ojo seco, debido al estiramiento de los párpados, lo cual puede ceder con el tiempo.

También suele darse el conocido ectropión, que es el párpado inferior (incluidas las pestañas) invertido hacia afuera; esta es una complicación que puede ocurrir eventualmente, y que requiere de una nueva visita al quirófano.

En conclusión, existe la posibilidad de que surjan algunas complicaciones que podrían aparecer en los días posteriores a la operación; la buena noticia es que todas suelen ser temporales y se les puede dar un tratamiento.

Estas son:

  • Visión borrosa
  • Cierta dificultad para cerrar los ojos al dormir
  • Inflamación
  • Hematomas
  • Cicatrices
  • Síndrome de ojo seco




 

Blefaroplastia sin cirugía

La blefaroplastia es una cirugía que se encarga de reparar párpados caídos, consiste principalmente en eliminar el exceso de piel, grasa y muchas veces de músculo que se encuentra en los ojos.

Es un procedimiento poco invasivo y no requiere de una cirugía mayor. Pero además, quienes requieren de esta operación pueden optar por la opción laser, o blefaroplastia sin cirugía. Lo mejor de todo es que con este procedimiento los pacientes logran recuperar una mirada joven y su expresión de lozanía.

 Blefaroplastia o Cirugía de Párpados

Blefaroplastia sin cirugía: ¿Cómo se hace?

Para poder eliminar las arrugas y la piel que comienza a sobrar en los parpados superiores e inferiores de manera efectiva y sin cirugía es necesario hacer un con la ayuda de un láser, el cual, de manera puntual y exacta, destruye toda la capa de piel sobrante en la epidermis.

La acción de este laser logra encoger la piel desde un primer momento, lo que deja como resultado un espectacular estiramiento de la piel de los párpados.

Este procedimiento es muy rápido e indoloro, tiene una duración aproximada de entre 20 y 25 minutos.

¿La blefaroplastia es solo para mujeres?

La Blefaroplastia sin cirugía puede hacerse en mujeres y hombres por igual, solo se necesita la decisión de eliminar los excesos de piel en los párpados superiores e inferiores que están generando arrugas.

Beneficios de hacerlo sin cirugía:




La blefaroplastia sin cirugía es la responsable de hacer que los ojos de los pacientes se rejuvenezcan y vuelvan a tener ese brillo que antes solían tener, dentro de sus beneficios podemos encontrar:

  • Es un procedimiento con resultados 100% naturales
  • El paciente se recupera casi inmediatamente
  • Al ser un procedimiento poco invasivo el/la paciente no sufren de tanta inflamación

Recuperación:

El o la paciente que se somete a este procedimiento no queda con ningún impedimento, por lo que puede hacer sus actividades diarias de forma normal.

Lo que se recomienda es que use las cremas que ayudan a la rápida recuperación durante el tiempo que dure en cicatrizar. En algunas personas la zona tratada suele estar más inflamada en comparación a otras, pero es algo normal, el tiempo dará a la piel su tono y su apariencia natural.

Consejos:

Al terminar la intervención, el especialista aplicará una crema oftálmica en los ojos, los cuales estarán vendados con apósitos, lo que ayuda a desinflamar los parpados reduciendo las molestias.

Vale la pena destacar que los pacientes que se someten a este procedimiento no sufren de dolor intenso o permanente, pero deben seguir las indicaciones del especialista al pie de la letra durante al menos las dos primeras semanas siendo las más importantes:

  • Guarde reposo relativo durante los tres primeros días
  • No realice esfuerzos físicos
  • duerma boca arriba y con la cabeza elevada
  • Realice lavados con suero fisiológico y aplique hielo en la zona
  • Tome analgésicos en caso de presentar tensión ocular
  • Con supervisión de su especialista aplique colirios y pomadas que ayuden a reducir la sensación de ardor, picazón, resequedad del ojo o hipersensibilidad a la luz.
  • Use lentes de sol por las primeras 2 semanas






4 Comentarios

  1. Elizabeth
  2. Raimo565
  3. alice
  4. Noelia Sala

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *