Los hilos tensores o hilos rusos, como también son llamados, son considerados como una opción con la que se le brinda una segunda oportunidad a la cara para vivir la segunda juventud aportando a la piel un buen aspecto y libre de flacidez. Esto se realiza a través de una cirugía estética, de la cual te podrás informar a lo largo de este artículo.

Ten en cuenta que el paso de los años va dejando señales y marcas como tirantez, las marcas de expresión, arrugas y en definitiva los signos de la edad que pueden desarrollarse con una intensidad mayor en algunas personas que en otras.

Pues bien, para ello, los hilos tensores son una opción ideal a considerar si se busca rejuvenecer la cara y otras zonas del cuerpo con un efecto de lifting en el que se consigue que el rostro recupere su tensión y por tanto obtenga un aspecto juvenil, lleno de vitalidad y radiante.

hilos tensores y cirujia

 

Además, los hilos tensores no son únicamente efectivos en el aspecto exterior, sino que se encargan de hacer que el organismo comience a producir colágeno en mayores cantidades al estimular su elaboración.

En ese orden de ideas los hilos tensores son un tipo de tratamiento estético para el rostro y otras áreas del cuerpo que es poco agresivo si se lo compara con otras opciones en el mercado y que a su vez, brinda excelentes resultados que no sólo se reducen a lo que se ve en el exterior sino al mismo funcionamiento interno del organismo.

Pros y contras de los hilos tensores

Beneficios de los hilos tensores

• Es un tratamiento con el que se mejora el aspecto de los signos de la edad, las marcas de expresión, los pliegues y las arrugas. Es un método ideal para darle la vuelta al reloj y asegurarnos de lograr una producción natural de colágeno.

• Pueden usarse en la cara, glúteos, nariz, pómulos, cuello o pequeñas arrugas. Como se hacen con material biocompatible el tratamiento se puede realizar en prácticamente la mayoría de las zonas del cuerpo.

• Los hilos actúan de forma inmediata. Además a medida que se los empieza a absorber la piel mejorará cada vez más en su aspecto logrando que los resultados se mantenga en el tiempo.

• Los hilos son un tratamiento que no produce dolor y es poco invasivo.

• La recuperación es mínima y permite una reincorporación a las actividades cotidianas rápida.

Desventajas de los hilos tensores

• La desventaja principal de los hilos tensores es que su efecto no es permanente sino que va a ir desapareciendo poco a poco. Al respecto hay que agregar que su duración es más corta que la de un lifting convencional.

• En caso que el profesional no esté debidamente cualificado pueden producirse asimetrías.

• Aunque son muy pocas las ocasiones el hilo tensor se podría romper y por el ende el tratamiento sería un fracaso. Si esto ocurre el rostro sufriría las consecuencias y habría que acudir con el profesional lo más pronto posible.

Zonas en las que se pueden usar los hilos tensores

Aunque los hilos tensores son relacionados casi que automáticamente con el rostro, hay que recordar que su objetivo es el de conseguir un efecto de lifting, por tanto es posible atender casos de celulitis y de imperfecciones en general de la piel.

Hilos tensores en la frente

Resultados en la frente con hilos rusos o hilos tensores

Las zonas en realidad son diversas si además de lo anterior se considera que su material es biocompatible, entre ellas se destacan:

• Rostro y cuello. No tardará más de una hora su aplicación y dependiendo de la fisionomía de la persona su efecto puede mantenerse entre 6 a 18 meses.

• Estómago y vientre. Se recomienda para quienes han bajado de peso y sufren de flacidez en esta zona. También son útiles para disimular la celulitis.

• Pecho. A un pecho caído le viene muy bien este tipo de tratamiento estético. El proceso sólo tarda entre 30 a 40 minutos sin necesidad de sedación.

• Elevación de cejas definitiva. Con los hilos rusos se consigue un efecto definitivo en el área que se puede revocar si se quiere.

• Brazos. Para personas que quieran brazos tensos y cero flacidez.

• La parte interna de los mismos. Si se pierde peso y no se hace deporte habrá flacidez. Con este tratamiento se puede atender dicho caso.

• Glúteos. Puede que estés flaca, pero quizá quieres tonificar tus glúteos, además de hacerlos más firmes y elevados, sin la necesidad de una cirugía. Los hilos son un tratamiento ambulatoria a considerar con un efecto de hasta 24 meses.

Precios de los hilos tensores




Para calcular el precio de esta cirugía estética hay varios factores que influyen en el cálculo. Aquí se mencionan algunos:

• La ciudad en la que se practica el tratamiento por un juego de oferta y demanda.

• La zona del cuerpo que se va a tratar.

• La cantidad de hilos que se van a usar.

• El número de sesiones necesarias para lograr los resultados esperados.

• Si se combina con otras técnicas de embellecimiento.

Considerando lo anterior el precio de los hilos tensores ronda los 150 a 200 euros para una zona en específico de la cara. Si por ejemplo se realizara un trabajo que abarque todo el rostro podría ser de entre 500 a 600 euros.

En cuanto al precio para otras zonas del cuerpo va a depender, ya que los brazos sería de 300 a 400 euros o los muslos de 700 a 1.000 euros.

Opiniones y contraindicaciones

En algún momento Oprah Winfrey recomendó el uso de esta cirugía por ser un tratamiento estético ambulatorio sin cortes, suturas y excelentes resultados.

 Oprah Winfrey 

 

En ese sentido las opiniones sobre los hilos tensores giran en torno a que es un procedimiento de vanguardia por el que se puede optar para evitar una cirugía que es mucho más agresiva.

Ahora bien, no todo es tan sencillo y existen contraindicaciones sobre los hilos tensores que aunque no son compartidas por todas las personas que los usan, hay un sector de la población que afirma sí existen. Al respecto se destacan los siguientes puntos:

• El tratamiento sí es doloroso y puede conducir a una deformación del área.

• Algunas personas afirman que los hilos sí son visibles.

• Otras personas indican que notaron espinas pequeñas al lavar su cara o que producen un dolor punzante al apoyar su cara sobre la cara al dormir.

• Además en una encuesta que se hizo a los miembros de las Sociedad Americana de Cirugía Plástica Estética el 60% señaló que en algún momento tuvo problemas con los hilos porque se rompían o se salían de la piel.

A continuación puedes ver un vídeo en el cual se expone una opinión al respecto, para que te quede más claro este asunto: