¿Qué es la magnetoterapia? Principales beneficios

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

La magnetoterapia o terapia magnética es un tratamiento que aprovecha las propiedades de los campos magnéticos emitidos de los magnetos o imanes para mejorar diversas afecciones de la salud, esta teoría fue propuesta por el Doctor mexicano Isaac Goiz Durán en el año 1988, quien en su teoría plantea que el organismo debe poseer un nivel de pH estable, en equilibrio y cuando este equilibrio se altera suele generar diferentes patologías e incluso la proliferación de bacterias y virus en el cuerpo. De acuerdo con su planteamiento los imanes tienen la propiedad de devolver al organismo su estado de pH fisiológico normal, mejorando así la salud del individuo.

que es magnetoterapia

Esta terapia alternativa puede ser muy útil en el tratamiento de lesiones musculares, óseas, articulaciones, inflamación e incluso dolor y trastornos digestivos.  La magnetoterapia consiste en colocar un par biomagnético en la zona lesionada del paciente y puede emplearse como un tratamiento complementario al tradicional ya que no interfiere con medicamentos u otros tratamientos y sus efectos dependerán en gran medida del grado de la lesión y la edad del paciente.




Sin embargo, debido a la acción de las cargas, esta terapia está contraindicada en pacientes con marcapasos ya que podría interferir con las cargas de éste, en el caso de pacientes con cáncer ya que la quimioterapia aporta muchos químicos y el cuerpo podría saturarse y en el caso de las embarazadas debe administrase con frecuencias bajas.




¿Qué es el par biomagnético?

Consiste en el empleo de 2 imanes o magnetos con intensidades específicas, de los cuales uno de ellos suele estar cargado positivamente y el otro negativamente, estos se colocan alrededor de la zona afectada en donde se crea un campo magnético en los dos puntos de resonancia.  En este sentido tenemos que la magnetoterapia actúa sobre el equilibrio iónico y pH de la sangre y de diferentes tejidos del organismo, mejorando su condición.

De acuerdo con ciertos estudios, se ha encontrado que debido al efecto que ejercen estas cargas magnéticas a nivel fisiológico, se estimula la regeneración de tejidos. Y pueden ayudar a mejorar considerablemente trastornos de depresión, ansiedad e insomnio.

A nivel óseo estimula a las células óseas para su división y consecuente regeneración del hueso. Así mismo, permite aligerar el exceso de tensión en la musculatura teniendo un efecto calmante y antiinflamatorio. Posee un efecto vasodilatador, estimulando la buena circulación sanguínea, lo que contribuye a una mejor distribución del oxígeno y nutrientes a los diferentes tejidos del organismo.

Tipos de magnetoterapia

Este tratamiento puede ser de 2 tipos, de alta frecuencia y de baja frecuencia:




La magnetoterapia de alta frecuencia consiste en emplear aparatos que generen campos magnéticos de más de 100 hercios de potencia. Estos imanes ejercen una acción más profunda pero menos amplia, por lo tanto, se utilizan para tratamientos en zonas del cuerpo muy localizadas, como por ejemplo dolor en zonas específicas, como rodillas, tobillos, etc. Mientras que la magnetoterapia de baja frecuencia emplea aparatos que generan menos de 100 hercios de potencia y su efecto es menos profundo por lo que suele utilizarse en dolencias generalizadas. 

Beneficios

En cuanto a los beneficios de la terapia magnética hay muchos, entre ellos podemos mencionar los siguientes:

  • No causa dolor
  • No posee efectos secundarios
  • No es un tratamiento
  • De fácil aplicación
  • Tiene efectos antiinflamatorios
  • Mejora la regeneración celular
  • Acelera la regeneración del hueso en fracturas óseas
  • Reduce la artritis
  • Mejora la circulación
  • Coste económico.

Actualmente esta terapia ha incrementado su demanda debido a su precio accesible.  Además de presentarse en múltiples productos que emplean la tecnología biomagnética para tratar afecciones especificas a través del diseño de pulseras, collares, mantas biomagnéticas, colchones, rodilleras y hasta cremas, lo que lo convierte en un tratamiento muy versátil.



En cuanto a la duración de los tratamientos, esta puede variar de acuerdo al nivel de deterioro de los tejidos y la edad del paciente. Normalmente dura entre 20 y 30 sesiones. Y es necesario mantener un control y registro de la evolución en la mejora de la lesión y extender el tratamiento de requerirse.

La magnetoterapia es un excelente tratamiento alternativo que está en crecimiento gracias a sus múltiples beneficios, pocos efectos secundarios y bajos costos, además es una gran elección para aquellos que simplemente no desean tomar fármacos que a largo plazo podrían generar fuertes reacciones adversas para el organismo.






Referencia: https://magnetoterapiaefectos.es/

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *