Uso médico y terapéutico del Ácido hialurónico

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,86 de 5)

Cargando…

El ácido hialurónico es un componente importante del líquido sinovial, se ha comprobado que aumenta su viscosidad junto con la lubricina, que es otro importante componente de este fluido. El Ácido hialurónico forma parte, además,  del cartílago que actúa como protección de las articulaciones donde está presente como una capa alrededor de cada célula (condrocitos). El peso molecular (tamaño) del Ácido hialurónico en el cartílago disminuye con la edad.acidohialuronicoblog.com

El Ácido hialurónico se utiliza como parte de tratamientos que buscan mejorar la osteoartritis de rodilla, a través de inyecciones o infiltraciones directas, localizadas en la articulación. Sin embargo, no ha logrado demostrarse que proporcione un beneficio significativo y además puede llegar a tener efectos adversos potencialmente graves. No obstante, este tipo de terapias recogen historias de éxito cuando son llevadas a cabo por un profesional de la salud bajo condiciones óptimas de higiene y seguridad, logrando aminorar los síntomas de las afecciones articulares, especialmente de las rodillas.

Este ácido también es un componente importante de la piel, implicado en la reparación de los tejidos. Tanto la piel seca y escamosa (xerosis) como aquella que padece de dermatitis atópica (eccema) pueden ser tratadas con lociones para la piel elaboradas a partir de hialuronato de sodio como ingrediente activo. Cuando la piel está expuesta a un exceso de rayos UVB, sufre enrojecimiento e inflamación se (quemadura solar) y las células en la dermis disminuyen la producción de ácido hialurónico, aumentando su tasa de degradación.

El ácido hialurónico es abundante en las matrices extracelulares, y además contribuye a la hidrodinámica de los tejidos, al movimiento y a la proliferación de las células; participa en una serie de interacciones de los receptores de la superficie celular. Esta sustancia puede ser usada como marcador tumoral para cáncer de próstata o cáncer de mamas, debido a su correlación con esta enfermedad y sus niveles muy altos.

El Ácido hialurónico se utiliza como parte del tratamiento para inducir la cicatrización de los tejidos luego de ciertas operaciones como es el caso de la cirugía de cataratas.

Ademas se ha utilizado en la síntesis de los andamios biológicos para aplicaciones de curación de heridas. Estos andamios típicamente tienen proteínas tales como fibronectina unidos al ácido hialurónico para facilitar la migración celular en la herida. Esto es particularmente importante para las personas con diabetes que sufren de heridas crónicas. En algunos países se usa como cicatrizante de heridas y úlceras de decúbito en aplicación tópica.

También se utiliza en la viscosuplementación, una técnica de sustitución del líquido sinovial, principalmente en las rodillas. De igual forma se utiliza como suplemento nutricional para las articulaciones en tratamientos de osteoartritis y de  tejido conjuntivo. En 2007, la EMA extendió la aprobación de Hylan GF-20 como un tratamiento para el dolor de tobillo y del hombro con osteoartritis.

Más allá de estos usos médicos el uso que con mayor frecuencia se da al ácido hialurónico en medicina es en el campo de la estética donde se aplica como es como material de relleno en cirugía y odontología estética.

Igualmente se emplea en clínicas de fertilidad, como un medio para aumentar el volumen de los tejidos. El ácido hialurónico puede también eliminar los radicales libres, los subproductos dañinos para el tejido derivados del metabolismo del oxígeno, que pueden provocar inflamaciones y cáncer.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *