El ácido hialurónico (AH), conocido en tierras anglosajonas como Hyaluronan o hyaluronic acid, es una biomolécula formada por la unión de una gran cantidad de monosacáridos (polisacárido, un tipo de azucar) del tipo de glucosaminoglucanos  o glicosaminoglucuronanos (este último nombre es el aceptado actualmente por las reglas IUPAC) con enlaces β y que presenta una función estructural. Es un importante glicosoaminoglicano en la homeostasis articular. El ácido hialurónico es una sustancia cristalina y transparente, tiene una textura viscosa de formación natural. Se encuentra en gran cantidad en todos los organismos jóvenes y se va destruyendo con el tiempo. Está presente en el líquido sinovial, en el humor vítreo, el tejido conjuntivo colágeno, etc de multitud de organismos.

El ácido hialurónico hace parte del colágeno de nuestra piel, lo tenemos en el cuerpo normalmente (En un hombre normal que pese unos 70 kilos puede haber concentrados unos 15 gramos de ácido hialurónico en su cuerpo, y un tercio de este se degrada y sintetiza cada día) y es el hidratante por excelencia de nuestra piel, además de ser un portador de vitaminas y minerales. El proceso de lubricación permite que la piel se adapte a las alteraciones de forma y volumen que tienen lugar cuando se mueven los huesos y los ligamentos.

Se encuentra concentrado de forma destacable en las articulaciones, los cartílagos y la piel. Al ir desapareciendo con el tiempo, a los 50 años, por ejemplo, sólo nos quedaría un 50% de nuestro capital de ácido hialurónico.

Funciones principales del ácido hialurónico

  • Facilitar la movilidad de las células en la Matriz Extra Celular, ya que permite que dichas células se muevan a través de ella.
  • Participar en la cicatrización de las heridas, al posibilitar que las células se trasladen a la zona lesionada.
  • La protección conjunta en el líquido sinovial. El ácido hialurónico forma parte del líquido lubricante y protector de las rodillas, hombros, codos, etc. Todas las articulaciones.
  • Rellenar el espacio ocular, puesto que es parte del líquido contenido en el globo ocular.
  • Protección del colágeno. El ácido hialurónico forma una barrera protectora en la epidermis.

¿Para qué sirve el ácido hialurónico?

restylane Este ácido cuando se inyecta entra debajo de la piel, hace una pequeña estructura que produce retención de agua y aumenta los volúmenes en la zona donde se aplica. Es una sustancia segura porque corrige el problema de volumen, pero con el paso del tiempo se va reabsorbiendo y no genera efectos secundarios. Es una molécula que dura entre ocho meses y año medio como máximo.

El producto que se utiliza es una sustancia de síntesis, biodegradable. Se presenta en forma de gel y se mezcla con el ácido hialurónico de la dermis para devolverle su volumen inicial. Esta técnica también permite que en la piel se relance la síntesis del ácido hialurónico y la del colágeno.

El producto se presenta bajo forma reticulada (densa) o no reticulada (fluida). La primera es más compacta y estable durante un periodo de tiempo más largo: de 6 a 9 meses o más. La versión fluida permite que los efectos se conserven durante 3 meses aproximadamente.

También hay estudios donde se ha considerado el uso del ácido para disminuir dolores articulares producidos por desgaste en las rodillas. En efecto, la Sociedad Española del Dolor en 2004 reveló que “la infiltración intraarticular de rodilla con ácido hialurónico puede disminuir los síntomas de la patología articular de rodilla”. Además, en el informe disponible a través de su portal www.sedolor.es también señalan que su uso es debatible. En lo personal mi experiencia es amplia, pero no en primera persona. Varias amigas mías han acudido a un traumatólogo de renombre que las ha infiltrado las rodillas con ácido hialurónico con resultados gratamente sorprendentes.

¿En qué consiste la sesión de ácido hialurónico?

Una sesión dura 30 minutos. Para empezar, se marca en la cara de la paciente los puntos donde se inyectará el ácido hialurónico. El ácido hialurónico en gel transparente se inyecta en la piel con la ayuda de una jeringuilla muy fina. Rellena los tejidos bajo la arruga y devuelve a la piel su aspecto liso y natural. A veces, en función de la zona tratada, el especialista puede proceder a una anestesia local, en cuyo caso, media hora antes de comenzar el tratamiento, se le aplica a la paciente una crema anestésica.

Los métodos de inyección son los mismos que para el colágeno. El especialista puede efectuar la infiltración bajo el surco guiándose por la geometría de la arruga. La arruga se rellena, y de este modo los tejidos alcanzan el nivel de la piel adyacente a la arruga. El médico puede optar por hacer varias pequeñas infiltraciones: una sucesión de pequeñas gotas de producto inyectadas bajo la arruga. Pero este método puede provocar que queden pequeños bultitos de producto mal extendidos y que haya ciertas asperezas.

Después de la inyección de ácido hialurónico, se aplica una crema para que no salgan hematomas y para que el producto quede bien repartido y el efecto sea muy natural. Recuerda que el material es unipersonal y debe ser abierto delante de la paciente.  Además, el médico que nos atienda deberá adjuntar a nuestro historial médico los controles de sanidad que vienen en el producto. La paciente deberá volver para hacerse una revisión quince días después de recibir el tratamiento y, en caso de tener que hacer algún retoque, nunca debería realizarse un pago extra.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.2/10 (135 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 64 votes)
¿Qué es el Ácido Hialurónico y para que sirve?, 3.2 out of 10 based on 135 ratings